Trompas de falopio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las Trompas de Falopio son dos estructuras parecidas a tubos que comunican el útero (también llamado matriz) con la parte interior del abdomen, cerca de los ovarios, están localizadas una al lado derecho y otra al lado izquierdo del utero.

 


Cada una mide de 10 a 12 centímetros y su interior es de calibre delgado, en algunas partes inferior a un milímetro de diámetro. Las trompas uterinas están formadas por tres capas:

 

 

 

 

La capa más interna es de mucosa (mucho más delicada que la superficie interna de la boca), llena de multitud de células que secretan substancias que bañan el interior de la trompa, y otras que son parecidas a microscópicos vellos (cilias), que baten continuamente y forman una corriente o flujo que va hacia el interior del útero.

 

Es así que cuando la trompa recoge un óvulo lo va arrastrando hacia el interior del útero. La capa media está formada por músculos dispuestos en diferentes direcciones. Esto permite que la trompa se pueda mover hacia el ovario buscando captar el óvulo. La capa superficial es parecida a una piel delgadísima, finísima y transparente, llamada serosa, que recubre todas las estructuras internas del abdomen (trompas, útero, intestino, etc).

 

 

http://ramiroarguellomd.wordpress.com/2011/05/06/que-son-las-trompas-de-falopio/

 

 

Desde el punto de vista anatómico está dividido en cuatro porciones:

 


Porción intramural. Llamada así porque la mayor parte de ella está incluida dentro del músculo uterino y atraviesa el miometrio (musculo uterino) en 1 a 2 cm. Es la porción intrauterina más estrecha de la trompa y la cual se comunica con la cavidad del útero.


Porción ístmica. Que mide de 2 a 4 cm y constituye la porción extrauterina más estrecha del oviducto.


Porción ampular. Mide 4 a 6 cm de largo y su diámetro va aumentando progresivamente hasta llegar al infundíbulo. Se considera la porción más ancha y larga de la trompa.


Infundíbulo. Esta situado cerca del ovario y lo rodea con unas proyecciones digitales, en forma de mano, que abraza al ovario en el momento de la ovulación y son las llamadas "fimbrias".

Tipos de Cáncer

 

 

 Las trompas de falopio son el vehículo mediante el cual los óvulos de las mujeres se trasladan o "viajan" desde sus ovarios hasta su útero. El cáncer de trompas de falopio se desarrolla por el crecimiento anormal de células malignas en una o en ambas trompas de falopio. Aproximadamente un 95% de los diferentes tipos de cáncer de trompas de falopio son adenocarcinomas, y se desarrollen a partir de células que se encuentran situadas en las membranas que rodean las trompas de falopio. Una vez que las células comienzan a dividirse en patrones anormales podrían comenzar a formarse tumores. En raras ocasiones, los tumores se desarrollan en forma de un suave músculo sobre las trompas de falopio, y en esta caso, los mismos son conocidos con el nombre de sarcomas. En otros casos, pueden formarse otros tipos de tumores procedentes de células que se alinean o rodean las trompas de falopio, y los mismos son llamados: carcinomas de células transicionales, como una manera de distinguirlos de los adenocarcinomas.

 

El cáncer de trompas de falopio presenta un porcentaje de un 1%, y es uno de los cánceres ginecológicos más raros. Sólo cerca de 3.6 mujeres de cada un millón desarrollan cáncer de trompas de falopio en un año. Esta enfermedad tiende a afectar a mujeres que tienen entre 60 y 64 años; es por ello que las mismas pueden llegar a desarrollarlo tempranamente o cuando tienen cerca de 80 años. A pesar de que la enfermedad prevalece más entre mujeres Caucásicas, la causa de ello es desconocida.

 

Dado que esta enfermedad es tan rara, las causas de la misma y los factores de riesgo que pueden dar lugar al desarrollo de cáncer de trompas de falopio aún son desconocidos. Existen ciertas hipótesis que aún no han sido probadas que afirman que las infecciones crónicas de las trompas de falopio podrían llegar a ser un factor desencadenante del desarrollo de dicho tipo de cáncer.

 

 

Algunos Síntomas

 

Los síntomas del cáncer de trompas de falopio son similares a otros trastornos ginecológicos e incluyen sangrado, hemorragia o descarga vaginal, y dolor en la zona pélvica. Por lo general, lo más recomendable es someterse rápidamente a una serie de exámenes médicos para poder evaluar el sangrado vaginal postmenopáusico. La mucosidad que contenga vestigios de sangre que no responda a tratamientos a base de antibióticos podría significar que la mujer en cuestión ha desarrollado este tipo de cáncer. El dolor pélvico podría ser causado por el líquido atrapado que estuviera obstruyendo e inflamando las trompas de falopio.


Existen dos factores que podrían dificultar el diagnóstico del cáncer de trompas de falopio: la rareza de esta enfermedad y el hecho de que es muy difícil poder ver el interior de las trompas de falopio. Junto a los exámenes ginecológicos de rutina; los doctores están utilizando cada vez con mayor asiduidad las pruebas de ultrasonido. En los casos de cáncer de trompas de falopio, las pruebas de ultrasonido pueden contribuir a descubrir una masa con forma de "hot dog", con crecimientos en la parte central de la trompa que se encuentra llena de fluido. El uso combinado de pruebas de ultrasonido intravaginales y del Doppler usual parece ser la forma más sencilla y efectiva de detectar este tipo de cáncer. Aún así, los doctores creen que la cirugía exploratoria es crucial para poder realizar un diagnóstico definitivo. Dicha cirugía puede ayudar a los doctores a visualizar las trompas de falopio y a obtener muestras de tejido de las mismas.